Vómito

Introduzco mis datos en una oferta de trabajo. Pienso en el viernes noche. En el próximo viernes noche. Y en la noche de hace dos sábados. Introduzco mis datos en otra oferta de trabajo (algo que me encantaría en la ciudad que me vio nacer, y que ahora, como yo, tampoco me reconoce) Incongruencias. Si tuviera que volver. Tarareo la canción. Pediré un taxi. Este camino, ¿hacia dónde? Quedan poco más de 24 horas. La pantalla me mira. El teclado me toca. Hoy quedo. Aunque ya sé qué va a pasar. Qué aburrida, esta vida de la monotonía. Tengo miedo de escribir cosas que pasan por mi cabeza. La mano rechaza darles eternidad. Tengo miedo de desnudarme ante extraños, así que apago la luz. Pero 20 minutos después, enciendo una vela, para poder ver la cara, mientras mis dedos se pierden entre unos rizos oscuros. Tengo miedo de no volver a querer a nadie nunca más. Nunca, como una palabra fea y deteriorada. Tengo miedo hasta de reconocerlo, aunque sepa que es verdad. Me pongo a prueba. Trato de correr acorde a lo pre-establecido socialmente. Pero, ¿sociedad, quién? No recuerdo haber leído La Biblia. Ayer intenté comprar un libro que me recomendaron, y la dependienta me dijo: “No lo tenemos, está descatalogado”. Me llené de empatía. Pobre libro. Sigo pensando en escribir esa palabra en la última costilla. Es la única que tiene significado para mí. Por la noche, no me apetecía ver a nadie, así que elegí una película al azar y acerté. Después, soñé con mi madre, pero no recuerdo qué. Más miedo. Internet me deja que me asome a la otra vida de una persona prácticamente desconocida para mí. Aunque haya algo que nos haya unido. Y, ahora, todo es demasiado poco. De lunes a miércoles no bebo alcohol. El sábado, el hígado me lanza reproches. Siguen quedando tres horas. Me muerdo las uñas. El reloj me detesta. Planeo la tarde y no me importa nada. Me dejo perder…

Anuncios

Un comentario en “Vómito

  1. vomitar con palabras es siempre más terrorífico que con el alimento caduco, pero para nosotros, los lectores, es bálsamo, belleza, refugio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s