Ya no somos jóvenes

Ya no somos jóvenes. Me sangran las encías porque me hago mayor, y el pelo se me cae porque me hago mayor. Toso. Escupo. Pierdo el conocimiento pierdo la respiración pierdo la conciencia. Ya no somos guapos. Ya no somos jóvenes. Ni tan siquiera aprendimos a creer en serlo. No pensé que podría serlo, no esperé que pudieras serlo. Así que no fuimos. No existimos. No nos conocimos nunca. Nunca fuimos jóvenes.

Cosas que nunca dijimos. Somos cosas que nunca dijimos. Y ahora me duelen los ojos, y tengo los pies planos. Es lo que tiene andar por la oscuridad, y querer trepar alto, aunque no me des la mano y la habitación huela a humedad ovípara. Necesitaría un descanso de mínimo tres vidas.

Sentarme a leer  sentarme a escribir  sentarme a recordar cómo es pensar sin que el suelo tiemble.

Ya no somos                            Ya no esperamos

Anuncios

Un comentario en “Ya no somos jóvenes

  1. Siempre queriendo ser.

    Volviendo a escupir, a toser, envejeciendo para que al final el suelo tiemble.
    Tantos objetivos como caminos, sin mirar atrás y créelo.
    Que muchas veces no hay tiempo, mientras descanso y te leo.

    Ya eres. Y aquí no te espero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s