Morir entre flores

Hay entre quien soy y estoy
una diferencia de verbo
que corresponde a la realidad
Fernando Pessoa

Una noche me dijiste:

“Como detesto este arte tan tuyo de morir entre flores”

Diecisiete noches después,

habías desaparecido…

Aprendí el arte de morir

antes incluso de que mis piernas se lanzaran al caminar

antes del último mejor beso que jamás recibí

antes del primer adiós definitivo que dolió de verdad

Lo aprendí en la calle, en el mar, al amanecer, o entre brazos sin rostro

Eso qué más da.

Lo realmente importante es que lo aprendí, para no olvidarlo,

Que es lo que pasa siempre,

o a menudo,

con esas cosas inmensas que llegan a nosotros para arrollarnos,

y devolvernos al punto cero.

Del arte de morir, aprendí, también,

igual pero diferente,

el arte oculto del no-vivir

del estar, pero no-ser

del creer, pero no-sentir

El arte de tener mirada ciega,

manos vacuas,

oídos herméticos

rosas y espinas bajo el vestido

Un arte mejorado, pero insaciable,

que se nutre del insomnio, y del vértigo, y del murmullo de cuchillos.

que rememora el hoy como una sucesión vertiginosa de ayeres en tropel

y que observa un muro donde debiera haber un mañana

Un arte tolerable por el día,

pero incesante al caer la noche,

Porque es un lobo asustado sin piel de cordero,

un temblor de manos que se entrelazan para asfixiar al vacío

obligándolo a no marchar

Porque es sueño, y hambre, y sed, y vanidad y pereza

y mil demonios persiguiendo una sombra efímera que desfallece cada vez que muere la luz.

Un arte que me nace de la costilla,

del vacío que reside bajo mi cuello,

del estómago que posee un agujero envenenado

Entra por mi boca cada vez que pronuncio lo impronunciable,

y se expande como pandemia infectando con urgencia cada gota nueva de sangre

Nadie me enseñó este arte,

vino a mí por destino,

por obligación,

por decisión alternativa,

o por callar de voces

Pero vino a mí,

y yo le abrí la puerta,

lo acogí con premura

y lo hice mío.

Desde entonces,

no conozco, ni pretendo conocer,

arte mejor que éste,

el arte de no-vivir

el arte de morir entre flores.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s