Cuerpo

Yo te hablaba de poesía,

tú me apretabas los brazos.

[Te odiaba]

Me apretabas los brazos,

tanto que me dolían los ojos.

Los ojos,

de no saber ya cómo llorarte.

Llorar, qué absurdo.

No debería hablarte más de poesía.

Tú no deberías apretarme más mi cuerpo.

Mi cuerpo, mío,

no te pertenece.

Sólo es cuerpo para la poesía.

Anuncios

3 comentarios en “Cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s