Quién sabe…

IMG_20131112_162158 (1)

Existía una ínfima posibilidad

de cruzarnos en la calle,

de compartir vagón en el metro,

de que me pidieras la hora,

o de coincidir en la cola del cine.

Pero cabía la opción X,

de que el universo me diera la oportunidad,

y yo la aprovechara.

De que alguien te empujara contra mí,

de que me confundieras con una conocida,

de que no tuvieras fuego y yo sí,

de que leyéramos la misma novela

en la misma terraza

del mismo bar

delante de una taza de café hirviendo

[que es como a mí me gusta el café, debes saberlo]

Y tú pensaras: qué casualidad,

mientras yo me aseguraba: esto es destino, no azar.

También podía ocurrir que tuviéramos un amigo en común,

o que te mudaras a mi edificio,

o que te detuvieras en un semáforo mientras yo galopaba la calle,

o que lloviera a mares y nos refugiáramos en el mismo portal.

-Mataría porque el ascensor se parara contigo-

Y porque que en esta ciudad,

cada rincón tuviera

un principio,

un nosotros,

una duda,

un instinto,

y un final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s