Presente simple

Encuentro

que la calle está vacía,

que huele más a invierno que nunca.

Presiento

que el final llama a mi puerta,

que, sin embargo, no estaba preparada.

Resisto,

sobre las cuerdas de esta guitarra,

pendiente de un hilo que aflojas, que dilatas.

Permito

que nos separe el septiembre,

pero que el marzo nos re-encuentre.

Desmiento

que sean pobres mis palabras,

que aúlle el lobo a tu ventana.

Repito

lo vacía que está mi casa,

lo sola que se te queda el alma.

Necesito,

menos versos,

más constancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s