Lo que importaba

Porque no me importaba

si era invierno o domingo

si cantábamos a la madrugada

o era el sol, el que nos quemaba la cara

a trozos, a sorbos, a rayos.

No me importaba que fuera sutil

o vano.

Que la vecina nos controlara tras la ventana

o que sobraran pasos en la emboscada

[Lo de huir lo dejaríamos para otro día]

Me pesaba tu risa en mi mirada,

mis temblores de piernas

y el agarrar de tu mano,

la sombra maltrecha,

el eco a bandazos.

Me preocupaba que cayeras

y que mis brazos no fueran suficiente.

[Eso sobre todo]

El abrazarte por la espalda lo reservaba para último instante.

Pero no me importaba la calle a ladridos

la sombra a esquinazos

la lluvia a ras del cielo

o la idea de equivocarnos.

Porque esa ya no pasaba,

ni en las mejores familias.

Te tenía por seguro

entre los peldaños de esta escalera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s