De vuelta de

Vuelvo ahora,

más de negro que de costumbre

más de cara,

con la verdad a puñados

(a puñaladas)

con casi tres siglos de experiencia,

con las venas llenas,

y la cara mojada,

pero no de llorar.

si no de que la lluvia la invada.

Vuelvo ahora,

cuando me creía perdida,

y resultó que estoy más que encontrada,

a tan sólo 10 milímetros de la nada.

Y no me esperabas.

Y no me importaba.

Vuelvo,

al origen,

al intervalo,

a la nota sostenida,

a la espiral cuadrada,

al minúsculo suspiro.

Vuelvo,

como novata,

como guerrera,

como ídolo,

como prisionera.

Con los ojos vendados,

y la sonrisa cortada.

Más de todo,

y menos de nada.

No se me hace raro

la otra cara,

la del reflejo

en tu ventana.

Ni la otra voz,

la del mensaje

en tu contestador.

Porque he vuelto,

y con eso basta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s