Duda

Y al plantearme la duda
hace que cualquier palabra quede muda,
y coja, de significado,
del no saber que son tus abrazos
del esperar que poco sea demasiado
de querer vivir en el momento equivocado
o en la historia que no existió al otro lado.
La duda.
La maldita duda.
Me descompone los esquemas,
me hace temblar,
llorar, de pena,
por querer luchar en otras guerras,
que ya gané, o perdí, o no intenté.
Pensarte sin ropa
en la noche oscura,
hacer poesía,
y sólo con mirarte ser tuya,
y tu mío.
Nos hemos obligado a comer sentados,
sin apenas hablarnos,
sin apenas rozarnos
los labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s