Ya no…

Ya no soy de aquí, ni de allá,

ni del mundo,

ni soy quien solía ser,

ni aspiro a ser nadie,

ni tengo principios,

ni pretendo finales,

y siempre me sobran tres cuartos,

y a veces hasta dos mitades.

 

Que ya no escribo poesía,

ni bailo en la calle,

ni escucho las voces,

ni grito barbaridades,

ni como a bocados,

ni aguanto tempestades,

ni huyo a medianoche,

ni frecuento esos bares.

 

Ahora sólo tengo una absurda manía:

Pensar en ti.

 

Soy una obsesivo-compulsiva de tu recuerdo,

aquí, aquí, y aquí.

 

Yo ya no soy yo,

yo soy tu al cuadrado,

tu a la inversa, tu al instante.

tus manos mis manos,

mis besos, tus labios.

 

Caos,

perdición,

estrofas quebradas.

Lo sé, lo sé.

 

Ya no soy persona viviente,

ni sigo protocolos,

ni hay ley que me gobierne.

 

Ya no atiendo a razones,

ni entiendo otros nombres,

ni digo mis oraciones.

 

Sólo te siento,

te vivo,

te espero.

Y, mientras, ese reloj,

el de las doce,

me roba los días, los años,

y me mata, poco a poco, sin apenas yo saberlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s