Lo que pudo ser

El miedo, que nos hizo crecer, separarnos y lanzarnos al olvido. Quedamos allí, como sombras danzantes, como criaturas extrañas, como versos rotos.

El olvido, que nos hizo callar, mirar hacia un infinito vacío, amanecer en el ayer, sin ti. Morimos allí, en un último abrazo, eterno, efímero, profundo, sin sentido.

Y allí quedé, inerte, esperando tu rescate, nuestra salvación, mi regreso. No existió, no fue, no sucedió jamás. Miedo y olvido ganaron nuestra batalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s